Mariposas Monarca, las ánimas que visitan Michoacán

Mariposas Monarca, las ánimas que visitan Michoacán

Concebidas por los pueblos indígenas como las almas de los difuntos, las mariposas Monarcas arriban a los bosques de oyamel del Oriente del Estado para resguardarse del frío

La temporada 2018 a 2019 registró la mayor cobertura del lepidóptero desde el ciclo 2006 a 2007, consecuencia de las medidas implementadas para la preservación de su hábitat 


Morelia, Michoacán.- Cada año, al inicio del mes de noviembre, miles de mariposas Monarca arriban a Michoacán y al Estado de México, procedentes de Canadá y Estados Unidos, un recorrido de más de 4 mil kilómetros que constituye una de las maravillas de la naturaleza más impresionante de Michoacán.
Aunque los lepidópteros llegan a tierras mexicanas en busca de refugio y alimento durante la temporada invernal, los purépechas y los mazahuas creían que ellas eran las almas de sus difuntos, que durante un breve momento tenían permitido convivir con sus deudos, en coincidencia con la celebración pagano-religiosa de Día de Muertos.
Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), refirió que el fenómeno migratorio de la mariposa Monarca es una muestra de la riqueza biológica, ecosistémica, cultural y tradicional de Michoacán, por lo que entre las prioridades de la Administración Estatal encabezada por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, está la protección de este insecto.
Acciones como la reforestación de los bosques de oyamel que, en la región Oriente del estado, dan refugio a la mariposa Monarca durante la estación fría; la promoción de la agricultura sustentable; el pago por servicios ambientales hídricos a las comunidades y ejidos productores de agua, y el combate contra la deforestación y el cambio ilegal de uso de suelo forestal, han sido determinantes para la recuperación de las colonias.
Así, Luna García recordó que durante la temporada invernal 2018 a 2019 se tuvo una cobertura de 6.05 hectáreas en bosques de Michoacán y Estado de México, lo que representó un crecimiento del 143.95 por ciento, respecto de las 2.48 hectáreas de cobertura registradas en la temporada 2017 a 2018.
Además, precisó que fue en el ejido El Rosario donde se encontró la colonia más grande, con una cobertura de 2.46 hectáreas o el 40 por ciento de la superficie total.
Un total de 14 colonias, de las que ocho se instalaron en la reserva de la biósfera de la mariposa Monarca y seis, fuera de este perímetro, se contabilizaron en el periodo invernal anterior, la mayor presencia del insecto desde el período 2006 a 2007, cuando se reportaron 6.87 hectáreas ocupadas.  
CRECE EXPECTATIVA PARA 2019-2020
La expectativa para la temporada 2019 a 2020 es incrementar la presencia de estos insectos, para asegurar su supervivencia, que pende del equilibrio de ecosistemas que se localizan en tres países de Norteamérica: Canadá, Estados Unidos y México.
Entre los factores para este repunte en las poblaciones del lepidóptero destacan el aumento de la masa forestal en la región oriente, así como una menor deforestación por tala clandestina y conversión de superficies forestales.

Mariposas Monarca, las ánimas que visitan Michoacán