Viernes, 22 Febrero 2019 23:02

Una cuestión de género

En un océano de aburridos trajes grises, aparece un vestido y chaqueta de color azul brillante. Ruth Bader Ginsburg fue una de las nueve mujeres entre 500 hombres matriculada en la facultad de Derecho de Harvard en 1956. Se graduó primera de su promoción, acudiendo, además, a las clases de su marido (enfermo de cáncer) y cuidando de su primera hija. Cuando salió, en 1960, no pudo encontrar trabajo en ningún bufete de abogados porque era mujer y la ley y la tradición protegían la desigualdad “on the basis of sex” (el título original de la película).

Hoy, Ruth Bader Ginsburg es juez del Tribunal Supremo y un icono popular por su lucha por la igualdad, sus amistades en cualquier esfera y su capacidad para hacer abdominales a sus 85 años. “Ruth Bader Ginsburg: El origen”podría también haber sido el título de este biopic clásico (escrito por el sobrino de la juez) que le cuenta a la creciente masa de seguidores de esta mujer cómo llegó a ser quien es hoy, cómo empezó como una señorita muy años 50, respetando todas sus exigencias y hábitos (del corsé al rulo) hasta que fue poco a poco convenciéndose de que ella y todas las mujeres merecían otro lugar, el mismo que los hombres, sin que nadie les preguntara qué las hacía especiales para ocupar el puesto que debería ser para un hombre. Felicity Jones como la juez Ginsburg y Armie Hammer como su marido forman

Más en esta categoría: « María, reina de Escocia Escape Room »

1

ANUNCIATE AQUI (452) 156.88.27

banner enfoque